jueves, 30 de diciembre de 2010

What course has given you the right to stray?

Agradezco ser un poco más ácida, más dura e insensible. Sin embargo, sigue sorprendiéndome el día de hoy y no entiendo qué fue lo que pasó. Empezó todo como todas las cosas empiezan. Tomó el curso natural de los acontecimientos y de la nada... te moriste. Me costó poco hacerme a la idea, comprendí inmediatamente que era mejor de esta manera. Sin embargo, en el momento en el que terminé de hacer el breve luto, apareció tu fantasma.
No pienso en vos todo el día. Rara vez me acuerdo ya de cómo eras. A pesar de esto, escucho canciones que me hablan de vos. Me asaltan, como presentimientos, tus aromas, tu sonrisa, tu imagen parada en la ventana. No sé lo que pasa... estas apariciones me dejan sin entender de qué está hecho todo esto y si sos vos o es mi cabeza que te pone en esos lugares y, de ser así... ¿por qué lo hace? ¡No entiendo! Si llegué a la conclusión de que lo mejor fue dejarte ir. Y aún así, veo tu aura en todos lados, me ataca como con una cachetada, en la pantalla, en la ventana, en alguna canción justo cuando estaba de lo más tranquila olvidada de vos.

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. XII


Diciembre

De este mes podría subir miles de fotos pero me quedo con la de la presentación de tango que fue el penúltimo logro del año... el último fue el cinturón de taekwondo! pero todavía no tengo fotos de eso.

Feliz fin de 2010, feliz principio de 2011. Gracias por todo lo que me trajiste y te llevaste. Año nuevo, te comento que te toca superar un desafío bien complicado... pero te tengo puestas todas las fichas!

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. XI


Noviembre

El 27/11 recibí por adelantado mi mejor regalo de cumpleaños, el recital de Rammstein. Algo que no me voy a olvidar jamás y mi tercer viaje en este año a Buenos Aires.

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. X


Octubre

Por supuesto si el título de estas entradas refería a lo bizarro, no podía faltar la entrada referida a la Bizarren que tantas alegrías nos trajo!

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. IX


Septiembre

El cumple de papá, después del fallecimiento del tío Heraldo en julio. La familia unida en una foto como no sucedía desde el 95. Por supuesto que yo sigo igual de hermosa.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. VIII


Agosto


La segunda ida a Baires que me hizo sentir casi que estaba viviendo más allá que acá. Medio pelo igual, no acompañó mucho la compañía (valga la redundancia) y al 3er día ya quería o matar o morir. A partir de este viaje, nunca más me pude poner al día con las cosas que tenía que hacer hasta hace un par de semanas... genial lo mío.

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. VII


Julio


El primer viaje a Buenos Aires con el maravilloso grupo de Historia del Arte que yo consideré casi como un viaje de egresados. Realmente conocí personas muy copadas y la pasé genial conociendo museos y haciendo todo tipo de actividades nerds! Por supuesto, si el mes anterior empezó el fin de mis energías, en julio, a pesar de las vacaciones de invierno, empezó el bailecito pa' matar hormigas.

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. VI


Junio

La primer salida larga del grupo de Historia del Arte y el recorrido por los andenes y por White. Ese fue uno de los primeros días del año en el que dije "me muero del cansancio". A partir de aquí todo fue empeorando en cuanto a cantidad de trabajo y actividades. Ese mismo mes, un fin de semana después, empecé taekwondo y el 14 de junio comencé una suplencia que se prolongaría hasta fin de año y más allá (que esperemos siga en el bienaventurado 2011). Por lo tanto, este mes podríamos pensar que fue el mes en el que todo comenzó irse al carajo ja!

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. V


Mayo

Y vino el 5to mes del año y yo con la cursada, el trabajo y en una búsqueda desesperada de hacer más plata. Recuerdo que durante ese mes, en el que todavía no trabajaba tanto, me permití salir con una asiduidad más o menos "no culposa". La foto es del cumple de Lu de donde quedó para siempre la frase "hace calooooooooooooor" como sinónimo de Irene en pedo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. IV


Abril

A un año de haber escapado del nido, era imposible no reconocer el apoyo de todas las personas que me ayudaron en el trayecto. Ahora el mural es casi del doble del tamaño.

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. III


Marzo

Por supuesto que la vuelta a la universidad trajo infinidad de sorpresas gratas pero también muchas idas y vueltas, muchos trastornos, mucho insomnio. La visita al cementerio anunciaba que Historia del Arte no sería una materia más y el angelito bizco se sorprendió una tarde de miércoles cuando con nuestras voces lo despertamos de su letargo semanal.

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. II


Febrero

El apoyo fue fundamental y siempre intenté que fuera sobre la tierra firme, esquivando terrenos pantanosos. Sin embargo me permití volar ya que el cielo estuvo lo suficientemente tranquilo y el sol me acarició con mucha ternura.

Lo más bizarro y sobresaliente del 2010. I


Enero

Mar... Cuántas cosas se escribieron sobre vos, pero nada te describe mejor que el silencio. ¿Cómo supe que mi 2010 sería bueno? Cuando mojé mis pies en el agua salada me bautizaste con tus bendiciones y deseos de buenaventura. ¿Qué más necesitaba para que mi año fuera genial? Nada, ya tenía el amparo del gran Océano.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Pick your poison

Uno jura indiferencia que no llega a sentir jamás. Yo juré que no me importaba, que no me importaría, que no iba a dejar que me importe. Y acá estoy, y acá está, importándome, todo, mucho, demasiado, al punto de querer gritar, de querer correr, de querer esconderme, de querer enfurecerme, al punto de olvidar a todos y todo. Al punto de sentir solamente esta no-indiferencia que le recorre a uno las venas, le arde, le quema, lo envenena. Al punto de creer que es pasión y engañándome porque eso sólo puede ser veneno.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Las ciudades y la pertenencia. Marina

Durante mucho tiempo no hubo un cartel que rezara Bienvenidos a Marina en la puerta de la ciudad. Si, además de eso, uno era viajero, tenía que tener cuidado de no detenerse mucho tiempo, pues la ciudad siempre se apropiaba de lo que no le pertenecía.

Cuenta la leyenda inexacta y olvidada a medias, que en Marina se asentaron unos peregrinos que estaban de paso durante una noche borrascosa. Armaron unas tienditas precarias pero se quedaron más de lo previsto. Eventual y pregresivamente, otros viandantes que de casualidad pasaban por el lugar, fueron forzados a unirse a este primer asentamiento y al cabo de un año, ya ascendían a cien las casitas improvisadas que se divisaban desde la llanura. La partida siempre era postergada por motivos diversos que ahora ya se han olvidado; nadie podía irse. De este modo, como el corazón de los peregrinos no pertenecía a Marina, todo era endeble, momentáneo y caduco. Todos creían que era cuestión de días, de semanas o (en el peor de los casos) meses, para abandonar el paraje. Y, sin embargo, pasaban los años y Marina seguía creciendo al ras del suelo, minada de tiendas, mercados improvisados, iglesias de chapa.

Pero esta leyenda tiene dos caras y no se puede contar una parte sin mencionar la otra. Una vez que el habitante acepta que está atrapado en Marina y comienza a enamorarse de su vista a la bahía, de su tierra salitrosa, de su aire cargado de frescor o del silencio de los claros, es forzado a irse. Marina es esa mujer caprichosa que al conseguir su objetivo pierde el interés con demasiada facilidad. El ex habitante, entonces, la sueña de lejos y la llora con verdadero sentimiento de pérdida, como un genuino amante abandonado.

Quienes en ella nacen son criados con el sentimiento de la próxima partida y la pertenencia a otro lugar. Es por esta razón que la identidad como ciudadano se define paradójicamente por la no identidad y la no pertenencia, por el deseo de fuga hacia unos horizontes inalcanzables. Quienes mueren en ella luego de muchos años de esperar la partida, son enterrados cerca del mar pero el cuerpo sigue perteneciendo al suelo… hasta en la otra vida se les niega la posibilidad de escapatoria.

Como nunca nadie planeó quedarse, Marina sigue creciendo apoyada en una telaraña de estructuras provisorias. Después de mucho tiempo, los habitantes lograron cierto nivel de resignación y decidieron levantar la única estructura que resistirá el paso de los años; el mojón que marca el camino de entrada a la ciudad. Fue hecho como una advertencia para aquel que pasa y no planea quedarse. Es por esto que la palabra bienvenidos fue omitida.


Cierre del Seminario HJ, El placer de vagabundear. Diciembre de 2010.

lunes, 6 de diciembre de 2010

La redondez de la cuestión

Yo sabía que todo venía demasiado bien y vengo a tropezar en la recta final.
No, basta de decepciones. El año se está cerrando bien, lo otro era un bonus track que simplemente no se dio. ¿Será posible rendir el seminario de Plauto antes del 31? Creo que, en todo caso, eso me haría mucho más feliz y aportaría un gran porcentaje a la redondez de este fin de año.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Rammstein versionado II

Versión propia:

El mismo día de haber tenido un sueño rarísimo hablo con mi amigo Juan Pablo

Yo: No sabés lo raro que fue, soñé que estaba en un recital de Rammstein que no empezaba y no empezaba, en un momento me despierto y con bronca me vuelvo a dormir haciendo fuerza para soñar lo mismo. Re loco, efectivamente continué el sueño a pesar de la interrupción pero a pesar de mis esfuerzos, el recital no empezó tampoco después; me desperté definitivamente con los primeros acordes de Mein Tail. ¿Qué opinás?

JP: Que tenés unas ganas locas de ir a verlos ahora cuando vienen en noviembre

Y así me enteré de que venían. Pero los sueños no se detuvieron ahí. Tuve uno más de características similares y otro en el que soñaba que Flake era conductor de la 319 y me preguntaba si quería ir a Bahía (no coments). Yo creo que estos flacos deben haber descubierto la forma de hacer propaganda mediante el sueño porque con el tercero me terminé de decidir. Después de eso no soñé más (bueno, hasta el pasado lunes pero creo que es porque ahora van a empezar a publicitar su nuevo álbum. Jojo, no saben que yo lo bajo).
En agosto fui a Baires pero no me animé a comprar las entradas con tanta anticipación más que nada porque tampoco estaba 100% decidida y temía que se echaran para atrás y no vinieran y yo con la entrada como boluda. Puse como fecha septiembre, me parecía más razonable. Entonces nos dispusimos con Marito a averiguar cómo podíamos hacer para adquirir las susodichas entradas desde el interior. Eso nos llevó un tiempo, más que nada porque ninguno de nosotros contaba con tarjeta de crédito. Echamos mano a los recursos que disponíamos y conseguimos que Leandro, el 16 de septiembre, se escapara hasta Ticketek y nos comprara en platea sur, arriba de la popular, luego le depositamos la plata.
Bueno, digamos que de septiembre a noviembre hay muchos días. Sí, hay muchos días. Pero las entradas estaban, sólo nos quedaba ocuparnos de lo demás más sobre la fecha. El año fue pasando leeento y agotador por lo que mi cabeza se mantuvo ocupada en las 1354458 cosas extras que tenía que hacer en vez de estar pendiente del recital. Llegó noviembre, pasó la mitad, compramos los pasajes, reservamos el hostel y el viernes 26/11 a las 21.50hs nos embarcamos en el bondi rumbo a Buenos Aires.
Primera vez para mi hermano, por suerte yo ya iba más o menos acostumbrada a los movimientos, viajes y caminos de subte y etc. Mario estuvo paranoico el 95% del viaje lo que me hizo sentir que casi estaba yendo a un recital con mi mamá.
Almorzamos con Leandro (que no llegaba más!) y nos dio las entradas. No sólo eso sino que también nos acompañó a la parada de micro, nos indicó dónde bajarnos y nos esperó a que lo tomáramos. Mejor imposible. Mi segundo viaje en micro en capital... demás está decir que el cole me pone muy nerviosa. Soy más propensa a perderme. Por suerte iban otros tantos como nosotros con remeras y cuando fue el momento nos bajamos todos juntos.
Estadio, señor dónde es para platea? esa fila de allá toda relarga, ah, ok. La fila, efectivamente no terminaba más, tenía la longitud de tres cuadras, sin nombrar que en un momento se mezclaba con la fila del campo en la cual, equivocadamente nos pusimos. Por suerte nos dimos cuenta bastante enseguida y corregimos el error. Eran las 17hs. La espera nos hizo ver a personas de toda clase y calaña, realmente muy extraños todos. Creo que fue la primera vez en mi vida que me sentí TAN normal. Empezamos a avanzar cerca de las 19hs e ingresamos, finalmente, luego del cateo preventivo.
¡Mamá, mamá, encogieron el escenario!
Si, se veía muy pero muy lejos.
Nos sentamos un rato y no pasaron diez minutos que a Mario lo cagó una paloma en el brazo

Dicen que es buena suerte

Si, andá que te cague vos la concha de tu hermana

Si, está bien, me lo merecía, además porque me reí mucho de él en su cara. Un flaco que estaba ahí cerca le dijo lo mismo y él se sonrió (Ah! por qué no le decís lo mismo que me dijiste a mí?).
19 y algo, qué se yo la hora, banda soporte. Una minita que gritaba como si la estuvieran desollando viva. Puta che, para teloneros de RAMMSTEIN, pongan algo decente. Encima el sonido era pésimo y casi nadie los conocía. Tocan pocos temas (por suerte) y se van. Más espera en la que variamos de posición infinitas veces. Mi hermano comienza a ponerse denso porque, como los chicos, estaba aburrido. Finalmente los preparativos, ponen un telón... se huele en el aire el comienzo... qué expectativa! qué nerviooooos!!!!! Pero siguen sin empezar. Algunos acordes como prueba de sonido, pero nada más, sólo la espera.
Aburrimiento peligroso, ya que los de la popular fuerzan las vayas y alrededor de 100 personas se pasan al campo que estaba vacío en un tercio. Calentura, vayan a trabajar putos! yo pagué más la reconcha tuya! Si, frases todas mías... pero bueno, estaba enojada porque me rompí el culo para poder estar ahí y verlos chiquitiiiiiiitos, no era justo. Arreglan el problema, mejor, porque sino se iba a armar.
Noséyaaquehoraperoalrededordelas21 se empiezan a escuchar los primeros acordes de Rammlied... me palpita el corazón fuerte, mis piernas empiezan a saltar solitas. Cae el telón negro y una enorme bandera de Alemania queda en su lugar y a su vez cae mostrándonos el escenario y la banda. No pude ser más feliz en ese momento a no ser que estuviera yo misma arriba del escenario. Descontrol, cabeceos, celulares encendidos... era un hermoso paisaje desde donde yo estaba. Se sentía la emoción, el formar parte de un algo, la suspensión del tiempo y el espacio. Grité y canté como loca, lamento no haberme quedado sin voz. Al tercer tema se interrumpe el recital, se apaga todo ¿Qué pasó? En ese momento dieron una explicación medio incompleta y medio extraña de alguien desmayado. Por supuesto, dije "acá palmó uno de la banda" Marito ni corto ni perezoso "Debe haber sido Flake, es tan flaquito y debe estar pasado de merca". Seguimos intrigados como por diez o quince minutos hasta que se retomó desde donde habían dejado.
No puedo describir todas y cada una de las canciones, sería demasiado y además, el suplemento Si! lo hizo mejor que yo. Sólo puedo decir que tuvo gusto a poco, como todo lo bueno.
A la salida nos encontramos con Ulises que nos hizo la recontra gamba y gracias a él pudimos tomarnos un bondi hasta capital. Imaginen el caos en Avellaneda con 30.000 personas saliendo del estadio. Llegamos a capital a las 2 de la mañana, yo exánime me acosté y me dormí. No soñé nada, creo que no hizo falta. Me desperté sola al día siguiente coreando Rammlied, Mein Teil, B**********, Pussy, feliz.

Epílogo: El domingo a la mañana en capital fue como un mar en calma casi. Ya no se veían las miles de remeras deambulando por la nueve de julio y casi que el concierto había quedado como un recuerdo de un pasado mejor. Desayunamos frente al obelisco recordando a aquella familia de padre, madre e hijo, todos con las remeras negras y la R y la cruz en rojo. En el recital abundó la gente grande y los chicos de entre 10 y 13 años. Sólo nos quedaba el merchandising que yo compraba casi automáticamente como si estuviera comprando tomates... era más fuerte que yo.
La euforia me siguió (y me sigue hasta hoy jueves) y lamenté mucho tener que sacarme las remeras para ir a trabajar. El día de mi cumpleaños, martes, fue tan insignificante al lado del fin de semana... pero debo decir, nunca mejor regalo de cumpleaños. Si lo intento superar el año que viene voy a tener que, no sé... casarme con Cristoph Schneider, o algo así.

Rammstein versionado

Versión 1 de fan que estuvo en campo:


Versión 2 de suplemento Si!, "Iluminados por el fuego":


Till Lindemann y los suyos convocaron el sábado a más de 30.000 personas en Avellaneda. Sin pantallas, mucha oscuridad, llamaradas, pirotecnia y un sonido demoledor. ¡Hasta el truco de incendiar a un fan sobre el escenario!
Los alrededores de Racing eran filas y filas de fieles cultores del color negro. Corsets, remeras y medias de red, pantalones vinílicos, borcegos, pelos teñidos y muchas, pero muchas, remeras de Rammstein.

El Cilindro de Avellaneda con una larga sangría rockera a cuestas (Los Redonditos en 1998) y con chapa de cuna de masivas convocatorias religiosas, aunó devoción y sonidos estridentes el sábado con la vuelta de Rammstein, devotos del fuego, la pirotecnia explosiva. Y la polémica.

Antes de los alemanes, como aperitivo asomaba el crédito local con Bloodparade. El grupo de electro-rock tocó seis temas en media hora (todos de su último disco State of Trance) donde su cantante Brenda Cuesta agitó la tarde-noche académica con poder y un sonido más que aceptable para una banda soporte.

Baja un telón gigante y comienza la espera para la llegada de Rammstein, una hora y veinte minutos donde varios de los que se iban acomodando en las plateas o los que poblarían el campo ya intuían que había que agudizar el ojo. Sería un show sin pantallas (a pedido de la banda) para no distraerse del despliegue visual del sexteto germano. Una bruma asoma entre la masa sudada cuando el agua a presión refresca.

Se apagan las luces y se encienden las pantallitas de los celulares. Suena la intro y cae el telón negro que deja ver una gigante bandera alemana, antesala para la detonación y comienzo de Rammleid, primer tema de su flamante Liebe ist Für Alle Da. Las miradas están clavadas en él, en Till Lindemann el corpulento vocalista que lleva puesto un overol negro y un delantal (tipo carnicero) de cuero rojo que ¿combina? con las plumas rojas alrededor del cuello. Y el primer truquito del grupo viene de las fauces del cantante con esa lamparita diminuta, pegada a su paladar, que ilumina cada entonación.

El grito en masa de ¡Ramm-stein! intimidó a las nubes amenazantes que se fueron con la tormenta a otra parte. El escenario-tumba (una gran caja negra), esconde llamaradas, detonaciones y luces frenéticas que parecen rastrear objetivos militares. EnBückstabü ya Till muestra su pose característica encorvandose para adelante y pegándose con el puño el muslo derecho. El tecladista Christian "Flake" Lorenz se mueve torpemente desde su traje espejado mientras los dos violeros (Paul Landers y Richard Kruspe) están clavados, flanqueando a Lindemann, mientras observan robóticamente a la masa.

Al minuto del tercer tema (Waidmanns Hail) un asistente entra al escenario, le habla al oido a Till y éste deja de cantar y se va del tablado. Así comenzó uno de los momentos de tensión del show. ¿Desajustes de sonido (pasaron varios temas hasta que se acomodó)? ¿Problemas con los fuegos artificiales? ¿Algún herido?. No. El vallado del lado derecho se desplazó, por la presión de la gente, lo que obligó detener el show unos 15 minutos hasta que se solucionó el inconveniente.

Esto sumado al grito de "¡La luz, La Luz!" -para que apaguen algunos sectores del estadio que estaban iluminados- y los goles que Racing le metía a Banfield esa misma noche (y se festejaron en el estadio antes del show) resultó un mix atípico para este tipo de eventos. La oscuridad que se reclamaba resultó cómplice para que muchos, que estaban en una de las populares bajas, saltaran al campo y entraran corriendo mientras desde algunos sectores de la platea lo festejaban con aplausos (¿?).

Volviendo al show, el escenario se tiñe de rojo para llegar al disco Mutter con Feuer Freiy las máscaras-lanzallamas que aparecen en escena. Los violeros apuntan entre sí hacia Till mientras la voz expande su lengua flameante al público. Lindemann se arrodilla ante la batería y una imponente detonación marca el final del tema. Una vulgar demostración de poder (visual y sonoro) que se repetiría con Mein Teil cuando Lindemann -enfundado como un carnicero loco y ensangrentado- enciende una olla gigante con un lanzallamas mientras el tecladista baja con un traje que destella y parte de la pirotecnia del escenario cae y lo persigue, obligándolo a recorrer el escenario de punta a punta. Rammstein es una banda que calcula detonaciones y explosiones al milímetro sin dejar nada al azar. "Entrenamos para ello show tras show junto a los ingenieros de efectos especiales", nos contaría Lindemann horas después.

Otros de los puntos a destacar del show fue cuando en Benzin (en medio de lenguas de llamaradas que salen del escenario) Till tiene un surtidor de nafta que lanza fuego y un falso-fan sube al escenario levantando los brazos y festejando. Lindemann lo incendia por "error" mientras un asistente lo persigue y lo trata de apagar con unas mantas. Si antes no lo viste en You Tube te quedás con la duda. ¿Accidente? ¿Morbosidad?

Para Du Hast (de lo más coreado de la noche) dos cometas pirotécnicos se eyectan del escenario y estallan contra las torres laterales de sonido. Rebotan y vuelven a colapsar en la parte superior de la estructura principal. De lo más grosso de la noche en efectos, comparable con los confettis (papel picado) que salen de unas mangueras ubicadas en la entrepierna de los músicos (ver lista de temas y los efectos de cada uno) para el polémico y censurado tema Pussy. Till dice en español "Levanten las manos" y la gente obedece en masa. Luego harían la primera pausa (pautada) de la noche luego de trece temas palo y palo.

Para los bises asoma Sonne (con detonaciones desde el foso de los fotógrafos inclusive), Haifisch (Tiburón) en el cual no utiizaron el gomón sobre el cual el bajista Olivier navega entre el público. Y en el hipnotizante Ich Will (de lo mejor de la noche) donde tiran la casa por la ventana con las detonaciones de los 16 cañones y una gran explosión a la altura de la batería. El sonido no bajó su nivel en todo el show.

La segunda parte de los bises viene con sorpresa cuando suenan los primeros riff deIch tu dir Veh del último disco y varios cometas iluminan el estadio por completo. Un flash. El tema se interrumpe ("fue planificado, solo hacemos la primer parte", le diría luego al Sí! el guitarrista Paul Landers) y de toque se engancha el pegadizo Te quiero puta (del disco Rosenrot) con un Till que canta en castellano arrastrando la erre con esa impronta tan personal. La banda se despide y, aunque hicieron un set con ocho temas de su último disco y solo uno (Du Hast) del exitoso Sensucht, no se oyeron muchas quejas de la falta de clásicos como Muter, Engel, Sensucht, Bestrafe Mich, Rise Rise o Amerika.

La demolición sonora-visual en la cual sucumbió Racing por dos horas dejó extenuado el aliento a la queja. Y los músicos quedaron impresionados por la fidelidad nacional. "Esperaba no más de 15.000 personas. Son muy locos. En un año y medio volvemos", reveló el cantante al Sí!. Ojalá.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Invitación malhumorada a cumpleaños


Nico me sugirió que subiera el mail a mi blog y no me pareció una mala idea. Aquí va;

Buenas tardes
Escríboles esta misiva con motivo de mi próximo cumpleaños. El asunto es el siguiente, ante la duda acuciante de cada año "a quién invito, cuántos me entran según las sillas y cuántos vasos tengo" he decidido que este año no habrá ninguna invitación de compromiso así que siéntanse honrados quienes reciban este mail pues han tenido la buena fortuna de estar entre las personas que estimo. Además, mis 26 años me agarran con muy pocas pulgas y muy cansada así que no la voy a caretear.
La celebración será el día 04/12 en mi depto de Z********. El 30 no hago NADA, me pueden saludar, sí, está todo bien, pero si vienen no me van a encontrar o los voy a sacar a escobazos, es así, es martes, es fin de año, es mi puta vida llena de puto trabajo. Además de que no pienso hacer torta, al menos no para el 30. Volviendo a la celebración, ésta constará de bebida proporcionada por mí (un porcentaje moderado) + la que quieran agregar, por supuesto y que les sea de su agrado. No habrá abundante comida, sólo lo indispensable como para decir "hay maní y chizitos", así que vénganse comidos, digamos, tipo 23hs? Les parece bien?
Recapitulemos: 04/12 en Z******* a las 23hs, traer bebida.
Luego si les parece salimos al club.
Favor de ir confirmando si pueden, me vendría bien saber un estimativo.
Muchas gracias pendejos del orto!!
Los quiero muchooo!!!!
(no)

jajajajaja!!!!!!!!!!
Ire

Pd: ando con poco crédito porque cambié de promoción así que voy a estar contestando por facebook, mail en la medida de lo posible.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Platonismo I

Tanto gentil e tanto onesta pare
la donna mia quand'ella altrui saluta,
ch'ogne lingua deven tremando muta,
e li occhi no l'ardiscon di guardare.

No me importa si no suena realista lo que pienso pero ante un aluvión de gente interesada en mí, toda gente que no debería estarlo, he decidido darle una chance al platonismo. Ante las llamadas fuera de un horario racionalmente normal y bajo los efectos del más barato alcohol, ante las insistencias desubicadas que te hacen tener que tratarlos mal porque no entienden las indirectas, ante los comentarios estúpidos y desubicados, he decidido, una vez más, darle una chance al platonismo. Porque ya no me conformo con lo que hay y lo que hay es completamente poco conformante para mí (bah, para cualquiera, supongo yo), he decidido que el platonismo, será una de las salidas más elegantes de mis crisis existenciales.
Y bien; los muchos que leen mis líneas me tildan de arrogante, infantil, inmadura... casi sin conocerme y quizás sin entender que esto es FICCIÓN basada en la realidad, pero ficción al fin. Mi yo de la escritura es menos deseable que mi yo de la realidad, lo admito, pero principalmente se debe a que no tiene trabas autoimpuestas... pero por sobre todo, porque no existe! Yo no existo, por lo tanto puedo decir lo que se me canta. Yo no existo, por lo tanto puedo quebrar mis propias barreras y restricciones. Yo no existo, por lo tanto puedo ser como quiera. Y creo que eso es maravilloso y a la vez terrible. Uno se asusta de las posibilidades y potencialidades también porque en su "no ser" hay una semilla de verdad que las transforma en un "puede ser". ¿Este "yo" ficticio me invadirá en la vida real y tomará anárquicamente el poder de mi persona? Asustaría a muchos, sin duda alguna.
Lo veo difícil. No es más que un pálido personaje que tiene su función determinada ante estas páginas por lo tanto no hay que temer; mi identidad está resguardada y a salvo bajo la coraza de la personalidad.
Pero vuelvo a mi propósito primero. Citaré aquí algunas frases que he oído en la vida real y las contestaciones que pudieron (o no) haber sido autoría de mi personaje ficticio que no existe.

¿Cuándo me vas a dar bola? NUNCA

Vos no sos cualquiera YA LO SÉ, PERO PARA TU PENE SIGO SIENDO UN AGUJERO

Las chicas de mi edad no me dan pelota NOOOOO ME PUEDO IMAGINAR POR QUÉEEEE SERÁ. ENTONCES TE PENSÁS QUE TE VOY A DAR PELOTA YO?

¿Qué hacías? INTENTABA DORMIR PEDAZO DE INFELIZ, NO TE DAS CUENTA QUE, A DIFERENCIA TUYA, TENGO UN ALQUILER QUE PAGAR, UNA CARRERA QUE TERMINAR Y UNA VIDA PARA VIVIR?

Me acerco y te alejás. ESO DEBERÍA DARTE UNA PAUTA DE QUE NO VOY A ESTAR CON VOS

Hace mucho que no te veo conectada :( PORQUE TE ELIMINÉ :) (gentileza de Luciana d.D.)

Hablame cuando te hablo por facebook OBLIGAME GORDO NABO

Ergo, lo más gratificante y altamente constructivo que encontré ante un panorama de gente tan pero tan pelotuda fue el platonismo. Sí, gente que en su reputísima vida me daría pelota es la que ahora me atrae, me interesa y me mueve, a pesar de que frente a ellos no puedo articular ni media palabra y me muestro huraña y reservada. ¡Sí! esa gente a la que seguramente le caigo narigona, fea, pesada y antipática... que debe ser, según mis ensoñaciones, la gente que vale la pena. Porque la realidad es tan asquerosamente real y contraria a mis intereses, he decidido que el platonismo será la respuesta a mis días solitarios y llenos de bichos que atraigo como radiador de auto.

martes, 26 de octubre de 2010

Odio, dolor, bronca, asco... cómo me estás cagando, la puta madre.

Vengo hace varios días pensando una entrada que no será esta porque esto es lo que me pasa ahora.
No puedo entender cómo podés ser tan cínico, tan cara dura, tan enfermo, tan irreversiblemente cerrado, ambivalentemente traicionero y todavía pensar de que sos EL re buen tipo. Debés ser una de las personas más estrechas de miras que he conocido en toda mi vida. Y vas por el mundo creyendo que me hacés el gran favor, que sos un groso total, que te las sabés todas. ¡Por favor! creo que hasta mi hermano la tiene más clara que vos. Porque es algo tan obvio, tan straight foward y tan blanco o negro; o sos un hijo de puta o sos una buena persona. Ahora el problema tuyo es que pensás que sos una buena persona y en eso disentimos rotundamente.
Y mientras sigas así, esperando que los chanchos aterricen, te cuento que podés seguirme haciendo todo lo que se te canta el forro del orto... por qué? porque obviamente podés. Pero quedate tranquilo, yo, por el contrario, no soy una hija de puta y tengo la altura necesaria como para no pagarte moneda por moneda todas las que me estás haciendo. Pero no todas las personas son como yo... al estar alejándome cada vez más te estás atrayendo a la mala calaña como con un imán. Y de eso no va a haber nada que te salve. Es tristísimo que la primera vez que te dieron por el orto no hayas aprendido... o quizás... te gustó?
En fin, seguí con tu tristísima existencia. Yo por mi parte puedo dormir de noche de lo más tranquila que eso es algo que no se compra con dinero.
El vaso se va a romper... y va a ser desagradable. Te lo advierto... porque soy buena persona.

lunes, 18 de octubre de 2010

Por Athena!


Cuando surgió la idea de hacernos el disfraz en conjunto de los Caballeros del Zodíaco nunca paramos demasiado en los cómos ni los porqués (aunque los cómos después se nos hicieron un insoportable dolor de cabeza). Hoy lunes, a 24hs después de la fiesta, sigo pensando en ciertas cosas que me llamaron la atención a lo largo del día a medida que iba pensando y repensando ciertos aspectos de la fiesta Bahía Bizarren.
Principalmente destaco que no fui la mujer más feliz cuando a Luciana se le ocurrió la idea y fue secundada por el entusiasmo de Román. Enseguida se me pasó por la cabeza la limitación en el tiempo, el escaso presupuesto y mi terca inhabilidad para pegar un botón. A pesar de eso, accedí con cierta reserva. Faltaban dos semanas.
Al paso del tiempo y al agotamiento físico, mental y monetario mi humor se tornaba progresivamente más agrio hasta el punto de llegar a considerar la idea de no ir disfrazada o de no ir siquiera a la fiesta y perder la plata también de la entrada. Tal mi malhumor, tal estaba quedando mi disfraz; desprolijo, apurado y falto de imaginación. Al momento de ver el disfraz de mis compañeros paladines, debo admitir que me sentí incluso mucho más fustrada porque realmente todos lograron magia convirtiéndome en el patito feo del grupo. No ayudó tampoco que el pelo se resistiera al color verde a pesar de la insistencia.
De repente, en un punto de la noche, me olvidé por completo de todas mis limitaciones. Me puse en personaje incluso e iba llamando la atención ya de antemano cuando esa misma mañana, lo reconozco, sentí vergüenza, SÍ, vergüenza, yo, que jamás he tenido problemas para hacer el ridículo.
Y una vez en la fiesta, ser el centro de atención... realmente algo que pensé que iba a resultarme incómodo, me pareció de lo más gratificante!Hasta ganar el concurso por el mejor disfraz hizo que en vez de inhibirme sobre un escenario por estar vestida con cartón forrado, asumiera el papel de caballero defensor de la diosa Athena. Lo más cercano a ser una estrella de Hollywood?? jaja, sí, quizás exagero.
Ese mismísimo día en el que fui carente de toda expectativa ya que el humor y el levante no tienden a separar sus líneas divisorias (y menos en Bahía Blanca), tuve un cierto éxito.
Volví a Punta Alta esa misma noche feliz, en el auto de Román, con Eugenia y Luciana.
Hoy, retomando muchas de estas cosas consideré lo siguiente:
Nos disfrazamos todos, fue un disfraz grupal, en el que nos ayudamos mutuamente, por el que nos aguantamos también mutuamente, por el que nos apoyamos mutuamente, con el que compartimos todos esta experiencia y que, sin duda, si sólo uno se hubiera disfrazado, estoy segura que hubiera pasado inadvertido.
Y también que:
Los Caballeros del Zodíaco, a pesar de que fue una elección casi al azar y porque cuadraba con un grupo de gente de nuestras características, tiene un trasfondo simbólico. Todos pelean y tiran para el mismo lado. Todos entienden sus limitaciones y caen una y mil veces pero no se dan por vencidos. Todos están unidos para bien o mal. Todos son leales entre sí.
Quizás suene a una estupidez, pero los valores que destaco de los Santos de Atena, son los mismos valores que hacen a un grupo unido, fuerte y duradero.
Al final de la noche, a pesar de que tenía a alguien con un fernet en la mano esperándome, sólo quise estar con mis caballeros para compartir la fama y el resto de la noche, saborear la bien merecida victoria por nuestros trajes y reírnos a más no poder de nosotros mismos. No necesité nada más... no necesito nada más. Yo era una sola pero era parte de "un algo más". Ayer volví a ser Irene, pero el caballero Andrómeda ya no se irá de mí.

sábado, 9 de octubre de 2010

LAS CIUDADES Y EL NOMBRE. 5

Irene es la ciudad que se asoma al borde del altiplano a la hora en que las luces se encienden y en el aire límpido se ve allá en el fondo la rosa del poblado: donde es más densa de ventanas, donde ralea en senderos apenas iluminados, donde amontona sombras de jardines, y levanta torres con luces de señales; y si la noche es brumosa, un esfumado claror se hincha como una esponja lechosa al pie de las caletas.
Los viajeros del altiplano, los pastores con los rebaños trashumantes, los pajareros que vigilan sus redes, los ermitaños que recogen raíces, todos miran hacia abajo y hablan de Irene. El viento trae a veces una música de bombos y trompetas, el chisporroteo de los disparos en las luces de una fiesta; a veces el desgranar de la metralla, la explosión de un polvorín en el cielo amarillo de los fuegos encendidos por la guerra civil. Los que miran desde arriba hacen conjeturas acerca de lo que está sucediendo en la ciudad, se preguntan si estaría bien o mal encontrarse en Irene esa
noche. No es que tengan intención de ir --y de todos modos los caminos que bajan al valle son malos-- pero Irene imanta miradas y pensamientos del que esta allá en lo alto.
Llegado a este punto Kublai Kan espera que Marco hable de una Irene como se ve desde adentro. Y Marco no puede hacerlo: qué es la ciudad que los del altiplano llaman Irene, no ha conseguido saberlo; por lo demás poco importa: si se la viera estando en medio sería otra ciudad; Irene es un nombre de ciudad de lejos, y si uno se acerca, cambia.
La ciudad, para el que pasa sin entrar, es una, y otra para el que está preso de ella y no sale; una es la ciudad a la que se llega la primera vez, otra la que se deja para no volver; cada una merece un nombre diferente; quizá de Irene he hablado ya bajo otros nombres; quizá no he hablado sino de Irene.

Las ciudades invisibles. Ítalo Calvino

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sólo yo

Sé que soy la única que te extraña
pero al menos no soy la única que está loca...

lunes, 20 de septiembre de 2010

I just miss something but I don't know what it is

"Me falta algo. Siempre que salgo de casa, creo que me olvido de algo.
Tengo dos manos, dos ojos, una boca, todo lo que debería tener. El abrigo, la cartera, el documento, los lentes de sol, los de leer, toallitas, un forro... creo que tengo todo y sin embargo, no. Algo falta. Entonces revuelvo todo, los bolsillos, la cartera, me fijo si llevo la llave. Y sigue estando en orden el inventario para salir de mi casa. ¿A vos te parece que nos pase siempre así?
Lo mismo a la noche. Sé que tomé las pastillas, que fui al baño, que me lavé los dientes, que estudié para el día siguiente, que dejé todo preparado y que compré el tarjebus. Lo mismo a la mañana, siempre siento que me estoy olvidando de algo.
Y cuando me miro al espejo y te veo..."
"Si, me ves"
"Y me decís que está todo bien, que tengo todo, que estoy completa. Que la única cosa que necesito sos vos..."
"Si, te digo eso..."
"Lo entiendo, ojo, y lo sé pero..."
"Sí, pero yo también lo sentí. A veces nosotras no nos bastamos para ser felices."
"No creo que eso esté bien"
"No, no lo está."
"¿Y ahora qué hacemos?"
"Fijate... querés comer? a mí me pica el bagre"
"Y bueno, dale"

domingo, 19 de septiembre de 2010

No soy yo, soy vos

Me parece que la Doctora es yeta...

No soy doctora (como me han llamado muchos por trabajar en un estudio jurídico). No soy profesora de tango, aunque doy clases. No soy licenciada, puesto que todavía no me recibí. No soy profesora de literatura, puesto que no cursé ni una materia pedagógica. No soy profesora de inglés ni de italiano, aunque doy particular de ambos idiomas. No soy secretaria, puesto que mis tareas exceden esas funciones, según me dijo uno de mis jefes. No soy estudiante, según me dijo mi otro jefe, porque ya trabajo y tengo otras preocupaciones. Por lo tanto ya no sé ni cómo autodefinirme y mucho menos sé, con qué cara le puedo discutir al cajero del banco que me paga los cheques de docencia, que yo no soy Irene Noelia D'Angelo. La burocracia cósmica suele ser siempre muy irónica.

viernes, 10 de septiembre de 2010

De Coldplay a Rammstein en 24 meses

Uno crece, se vuelve viejo, empieza la universidad, se preocupa de otras cosas... cambia. Uno se va adaptando gradualmente al proceso de vivir y va desarrollando distintas estrategias para granjearse la infancia, la adolescencia, la adultez, etc. Es imposible que uno sea siempre el mismo, es imposible que a uno siempre le caiga algo de la misma manera o le guste siempre lo mismo o con la misma intensidad. Sobre todo si uno es un poco inconstante, de atención dispersa y vuele de un lado para el otro.
Si tuviera que definirme... no podría hacerlo. Sé que hubo un tiempo (del cual casi no me acuerdo) en el que todo era simple pero se esfumó con la adolescencia. Me cuesta cada vez más sintetizar en una sola palabra, las experiencias, las vivencias, las emociones. Ni hablar de los gustos; cada vez son más diversos y abarcativos.
Creo, no obstante, que puedo marcar un recorrido un tanto irregular del 2008 hasta ahora. Y creo también que estoy en un punto completamente opuesto y extremo al que jamás pensé que iba a llegar. Soy más independiente, activa, curiosa, autosuficiente, distante, cínica e irónica. Básicamente me he autoinventado esta invulnerabilidad frente a los demás

Me heriste? No importa, mirá qué poco te demuestro que me dio por las pelotas

Querés seguir haciendo lo que se te canta? mirá cómo me da igual y si puedo me busco un reemplazo

Querés que te diga lo políticamente correcto? No, soy pragmática, basta de idealismos, las cosas son como son y ya no las intento cambiar

Por supuesto que es mucho más reconfortante esta nueva actitud que vivir deprimida durante temporadas enteras. Por supuesto que demuestro mucho más carácter y actitud (cosas que nunca pensé tener) que antes. Por supuesto que me río mucho más de mí y de mis desgracias. Y sin embargo, evito la angustia pero tampoco soy feliz. La locura revienta por otro lado.
Y por eso, podría decirse que en el 2008 encontrarías en mi mp3 álbumes enteros de Keane y Coldplay y que ahora sólo escucho Rammstein. Pareciera que esto se dará en otra entrada, sobre los extremos y mi constante inhabilidad para encontrar un justo medio. Será que soy así... será que cambia el contenido, mas no las formas.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Te quiero mucho

ah.....

Pd: probablemente mañana me arrepienta de esta entrada.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Nostos y algios

En un lugar
donde el tiempo no corre
donde nada se llama
donde simplemente sos

Etimológicamente "nostalgia" refiere, por un lado, a un lugar, el nostos, y, por otro, comparte la raíz de muchas algias, o dolores. Estar nostálgico es sentir dolor por un lugar, generalmente el hogar que, se supone que está perdido, extraviado o lejos. Básicamente, extrañar mucho. Siempre que recuerdo esta palabra, me viene a la mente Odiseo y su gran viaje; no puedo evitar imaginarlo en la cubierta de su nao mirando al mar con la cara apoyada en la mano ante una inmensidad azul y bajo un cielo mediterráneo. Es increíblemente llamativo cómo una palabra sintetiza tan bien una idea y un sentimiento (Y... no faltaba más, fueron los griegos los que la compusieron). Pero más allá de la magia de las palabras, en esta hay cierta carnalidad ligada a la espiritualidad. El dolor es algo concreto y bien físico y se liga a un lugar, a un "afuera de uno" que está ausente e inalcanzable. O sea, que va desde lo más íntimo y subjetivo a lo que no nos pertenece por estar alejados (aunque sintamos que nosotros le pertenecemos completamente).
En las derivaciones del sentido muchas veces uno no se siente nostálgico por un lugar físico sino que puede abarcar situaciones, experiencias y personas también. Estos otros también son "lugares". Uno no está CON ellos, no está EN ellos, no está CERCA DE ellos, pero pensamos que son parte nuestra y viceversa. Con lo que, esa parte, al estar fragmentada, se extraña, se debilita, se vuelve pequeña... y a veces se olvida o se queda dormida (hasta que volvemos a acordarnos). A veces se muere para siempre... pero eso hoy no nos compete, hoy nos ocupamos de lo que no está a nuestro alcance y no podemos recuperar. Siempre termina siendo una búsqueda inacabable de nosotros mismos.
Sin demorarme más, puesto que tengo que irme, paso a mi nostalgia de ayer y hoy (bah, empezó un poco la semana pasada). Volví a escuchar algunas canciones, volví a plantearme las mismas cosas que ya me sé de memoria, volví a ver algunos videos viejos y volví y volví nuevamente a ese lugar que ya no existe más y que me harto de querer reproducir por todos lados sin darme cuenta que ÉSTE es ahora mi lugar y es maravilloso en todo lo que tiene de diferente y único con respecto a aquel.

lunes, 30 de agosto de 2010

No sos vos, soy yo...

Porque me aburriste mucho por chat, porque ibas muy despacio. Porque después me enteré que eras más chico... y se te notaba la edad. Porque cuando esperaba algo más, me salías con clichés. Porque te quedabas callado, inmerso en tu silencio. Porque no me gustaron ciertas actitudes tuyas. Porque no sos mi tipo.
Entonces, me querés decir qué hago pensando todo el día en vos?
Porque me hiciste reír cuando te conocí. Porque te abrazaba muy fuerte. Porque era lindo tener algo sólo para darse aires. Porque no me importabas demasiado. Porque me llamaste a la noche en pedo. Porque al otro día me ignoraste. Porque escabulliste tu mano de la mía. Porque intenté mantenerme alejada pero me traicionaron mis brazos, mis labios, mi cuerpo. Porque me gustó tenerte como idea. Porque se ve que extraño la figura masculina en mi vida y no me gusta que sea así. Porque ya hago chistes en relación a un futuro que no existe.
De nuevo, no sos vos, soy yo la que te atrapó en el envoltorio de la idealidad y a la que le cuesta poner los pies en el suelo. Admitámoslo, si estuvieras disponible todo el tiempo, no me interesarías. No sé cuál será tu rollo, este es el mío y por el momento, ya tengo suficiente con mi noviazgo imaginario como para andar complicándome la vida con vos... que sos de carne y hueso.

miércoles, 18 de agosto de 2010

El eterno interrogante es cómo la raza humana continúa perpetuándose aún en estos días.

Entre el histeriqueo femenino y la lentitud masculina, ponerla se ha convertido en casi un milagro.


PS: y continúo contando...


martes, 17 de agosto de 2010

A Buenos Aires de ida y vuelta

Las ciudades, y más las superpobladas, tienden a tener olores de toda categoría, tipo y clasificación. El problema de los olores es una constante en mi vida; se imaginarán, con semejante apéndice nasal, ni lo más nimio le pasa a una inadvertido. Buenos Aires tuvo sus olores esta vez, más memorables que veces anteriores (aunque será siempre imposible borrar de mi memoria olfativa la esencia del departamento de Horacio y Lisandro... tómese en todos sus sentidos de evocación). Por cierto, ya debo estar habituada al smog puesto que ni lo noté. Sin embargo no pasó desapercibido el perfume del hombre de remera roja que me sacó a bailar en la milonga y que al día siguiente seguía impregnado en mi ropa. También mi campera conservó la esencia del desodorante de mi amigo Rudy. Y el italiano con el que bailé en la clase de Aurora Lubiz tenía puesta, como es debido, su buena dosis de colonia.
Muchas veces ya he ido a Buenos Aires. Creo que todas ellas fueron para probarme a mí y al resto de la gente que yo soy, que yo puedo y, más que nada, que no necesito a nadie para ayudarme a hacer lo que ya hago sola. Muchas de estas veces, los aprendizajes se quedaron olvidados en el camino, exterminados por una cotidianeidad filosa y oxidada. Será que estaré condenada a repetir indefinidamente este aprendizaje como un eterno retorno que se reinaugura cada vez que me bajo en Retiro. Y al volver, la rutina pareciera un Leteo que me sume en un gran sueño del que no puedo despegar. Sólo me quedan las marcas físicas, los rastros, los aromas impregnados en la ropa. Sólo me queda luchar contra el fantasma olfativo al cual confundo con lo real, siendo éste, solamente, una sombra bastante paliducha.

lunes, 2 de agosto de 2010

Lunes

hoy estoy cansada
*sobre todo estoy muy cansada de ser yo
*me cansa
*me canso
*me agoto, me autoagoto
*supongo que soy muy absorbente

S dice:
*contame cuando te levantaste, esos segundo entre tu y tu
*puteando porque era muy temprano, porque tenía que ir a la escuela, al primer día de clases después del receso invernal
*a enfrentarme con los pendejos estos que demandan mucha energía
*energía que no tengo últimamente
*así que no estaba demasiado consciente, más bien dormida

S dice:
*interesante
*el lunes no pierde su traje de lunes
*nunca


martes, 27 de julio de 2010

Caja de hierro; exilio.

De un tiempo a esta parte las canciones ya no tienen más sentido, ya no me hablan. Una foto es una foto, una carta es un papel escrito, un cuadro perdió toda su profundidad.
Las cosas me parecen tal como son y priorizo la funcionalidad a otras cualidades.
El tiempo lo paso pensando en cómo hacer más plata, no lo pierdo más escribiendo poesías o leyéndolas.
Prefiero invertir mis sábados a la tarde pegándole patadas a una bolsa de gomaespuma antes que salir a dar una vuelta por ahí o a visitar amigos.
Me olvidé de todo aquello que se relacionaba con la sensibilidad y la ternura, me he vuelto irónica, cínica y distante.
Cuando algún sentimiento se vuelve lo suficientemente fuerte como para causarme preocupación busco cosas para hacer desesperadamente ya que perdí la habilidad de lidiar con ellos.
No lloro tanto, como mucho, me encargo de mí, pero sobre todo, me preocupo por mantener ordenada, limpia y controlada la pequeña caja de hierro donde vivo encerrada.

lunes, 26 de julio de 2010

Éstos, los otros y los demases. Baches generacionales, el ademán, la pucha y la gran flauta.

El haber sido criada por personas mayoers implicó en mi vida una amplia serie de configuraciones distintas a las de mis congéneres. Lavarse la cabeza con jabón y no usar jean representaban algo de lo más normal para mí ante la sorpresa de foráneos. El hecho de que yo empleara palabras tales como ademanes y raciocinio convertían mis conversaicones en jergas inentendibles para chicos de 12 ó 14 años. Esta modalidad de vida provocó que yo pudiera mantener conversaciones semi-adultas con adultos al tiempo que se me hacía muy difícil comportarme enteramente como una persona de mi edad. El hecho de haber sido hija única sólo empeoró la situación.
Al comienzo de la primaria, el hecho de que los libros me entusiasmaran en grado sumo comenzó a marcar una separación incipiente de este mundo de personas grandes. Y cuando mi fascinación por el mundo greco-latino fue incontenible a los 11 años, no hubo más retorno. En ese momento empecé a hablar otro lenguaje distinto al de los adultos pero que seguía estando desacorde con mi edad. Fue por esto que a los 12 años yo me encontraba rodeada de gente pero completamente sola.
La inmersión en el mundo literario me provocó un desencanto tal del mundo adulto que comencé a buscar alternativas. Intenté adaptarme, con distintos grados de acierto, a ciertas pautas sociales de la adolescencia y a relacionarme en la medida de lo posible con alguien (alguien... alguien... ¡alguien tenía que haber del otro lado!). Mi mejor amiga por esa época (y que aún lo es) fue mi primer puente que zanjó algunas distancias y abismos. Sin embargo, jamás me encontré del otro lado. Estuve y estoy en un NO lugar; una zona gris en la que no se pertenece completamente a ningún grupo.
A partir de estas nuevas latitudes, la brecha con el mundo adulto fue un océano y poco a poco me rehusé a seguir manteniendo diálogos con él. Ya hablábamos idiomas distintos, el esfuerzo sería por demás, vano.
El día de ayer entré por primera vez después de muchos años a la casa de mi nona y como era de esperarse me pareció absolutamente diminuta. Siempre fue una especie de lugar emblemático de las reuniones familiares de la numerosa progenie hasta el año '92. Luego de la muerte de mi tío Heraldo a principios de este mes, quedó vacía, "saqueada" de recuerdos, más bien, en la repartija de los muebles y enseres varios. Mi tío no se casó nunca y siguió viviendo ahí incluso luego del fallecimiento de su madre, en una de las soledades más asquerosas y mezquinas. Su separación de la familia fue de voluntad propia y a fuerza de peleas. Llevaba tres días muerto cuando mi papá lo encontró. No dejo de preguntarme cómo fue posible que viviera alguien tan lleno de soledad, odio, rencor y veneno durante tanto tiempo. Escarbando siempre recuerdo una conversación que mantuve con él en la época en la que yo todavía comprendía el lenguaje adulto (debo haber hablado con él un total de 10 veces en toda mi vida). Con el tiempo se me desdibujó el lugar, la fecha, la situación pero retuve, en cambio, vehementemente, el deseo de mi tío por haber estudiado inglés. Baches como estos me dejan pensando confusamente en las posibilidades y oportunidades perdidas y/o desperdiciadas. En ese deseo casi infantil de querer aunar el mundo adulto con mi mundo particular y extraño. En esa voluntad de superación opacada por hábitos y backgrounds anquilosados y con una fecha de vencimiento expirada en el '92, como la lata de café sin abrir que encontramos en la casa. Mientras tanto, miro con frustración la distancia constantemente creciente entre mis mundos y temo que éste se trague a mi hermano estando yo demasiado lejos para poder rescatarlo.

sábado, 19 de junio de 2010

Ah no, pero si vos estás más loca que feta de fiambre primavera bipolar... CUCÚ CUCÚ
Ah no, pero si estás más loca que una feta de salchichón primavera...

jueves, 17 de junio de 2010

Notas

Teníamos todas las razones para ser rebeldes... aunque fuimos rebeldes por las razones equivocadas. Al final de ese año decidí poner un punto final a mis escritos ya que me había autoproclamado cronista sólo para no formar parte de una acción que me parecía, en el mejor de los casos, pretensiosa... pero que aún así, quería mirar. Sin embargo, como todos sabemos o intuímos, las cercanías hacen borrar la distancia del papel y uno termina volviéndose objeto de su pluma. Nos la creímos, sí. Por mucho tiempo, estuvimos convencidos de que éramos artistas. Y el sostener esa fantasía nos llevó a sinsentidos extremos que no pudieron ser sostenidos por mucho tiempo.
En estas notas sueltas está todo nuestro mundo. Aquí las abandono para que nuestro esfuerzo, por más ilógico que resulte, al menos quede como constancia en algún lado.

jueves, 10 de junio de 2010

Papel secante

Es sorprendente cómo una persona puede cambiar de ser completamente adversa a retener sus emociones a un estado diametralmente opuesto. Por supuesto que me estoy refiriendo a mí misma, si mi narcisismo no ha sobresalido a estas alturas a través de las líneas de mi blog, creo que es tiempo de ponerlo en evidencia. Pero no nos desviemos de las implicaciones que tiene el cambio de pasar de ser alguien acuoso, emocional, lacrimoso y con constantes ataques de pánico a... un cactus. Y no lo digo por lo espinoso.
Uno tiende a cambiar y pasar por estados sin darse cuenta en el proceso. Y mientras el año pasado dejaba mis lacrimales secos ante un arroz quemado, un amanecer desolado o una factura de internet (bueno, ese último es un buen motivo para llorar o, al menos, más válido que los antedichos), este año fueron contadas con la mano las veces que mis ojos estuvieron húmedos y no por falta de motivos. ¿Cómo pasé de ser ESE desastre a ser ESTE desastre? Y creo que en parte es porque los puntos medios JAMÁS han sido motivo de simpatía para mi psiquis inconsciente (y no tanto).
Las respuestas más lógicas ante una crisis son desesperarse, gritar, llorar, patalear, putear y... si se da, quizás cagarse a piñas con alguien. Las respuestas más sensatas ante una crisis son mantener la calma, intentar buscar una solución rápida o, al menos, efectiva, y, si nada de esto funciona, adaptarse de la mejor manera. Puesto que aparentemente yo, voy de lo frenética a lo patológicamente racional, esta segunda parte es la que últimamente ocupa mi vida. ¿Y qué pasó con la loca Ofelia? Está reprimida... recluída, más bien, en el manicomio interno. Desgraciadamente oigo sus gritos. Pero no hago nada. No me desespero, no me euforizo, y a todo respondo -oh sorpresa- con la mejor de mis sonrisas, con el peor de mis chistes y con una miradita medio fija y perdida.
Es así que últimamente soy como un papel secante. Absorbo todo, no dejo nada a la vista, en la superficie. Mi locura está encerrada y lista para ser compartida sólo por mí misma... y eso que a veces es demasiada. Lágrimas, adentro. Salen y enseguida las vuelvo al lugar de donde vinieron. De esto me dí cuenta el otro día cuando no pude contener algunas mientras hablaba por teléfono con mi madre

Estás llorando???

No

No llorés que no solucionás nada!

NNNNooo essshhssstoy shhhorandossssnif

Y con todo mi orgullo a demostrar que estaba entera, sólida, inquebrantable bajo la lluvia de mierda y más mierda que tira constantemente este país del orto y por ende también la bazofia de esta ciudad poronga. Y aún así entera. ¿Para demostrarle qué a quién? Ni idea. Supongo que a mí misma. Supongo que a los demás. Supongo que a nadie.
Lo malo es que no soy una cantimplora y tanta agua interna, temo, algún día me haga colapsar demostrándome que el hacerme la recia no significa nada para nadie, nisiquiera para mí. Lo malo es que un día vaya al médico y me diga

Señorita, el problema aquí es que ud. está haciendo retención de líquidos.

domingo, 6 de junio de 2010

La semana a contrarreloj... otra que 24!

Lunes: Acto público a la mañana, no tomé cargos. Averigüé el costo de los volantes. Fui a trabajar, creo que dormí siesta. Hasta ahí tranquilo.
Martes: Llegada de la mamá de Valeria. Cursada. Trabajo. Tango, sin alumnos. Confirmación de comienzo de las clases de Tae- Kondo. Sigue sin demasiado cambio de rutina.
Miércoles: Particular de inglés a las 8.00hs. Cursada. Trabajo, entraron a robar la noche del martes, se llevaron la notebook y algo de plata, no mucha. Cena en lo de Lu Favre; comida: tallarines con salsa de gírgolas cocinada por mí y con colaboración.
Jueves: Cumple de Vale. Almuerzo con Lu Favre. Cursada. Trabajo. Vuelta del trabajo, tango, retomamos los ensayos semanales con Damián. Vuelta de tango, cumpleaños, comida y hasta que se fue la gente... tarde.
Viernes: Me tenía que levantar a las 10 o antes porque me cortaban el pelo así que... corte de pelo. Particular. Trabajo, me avisan que a la mañana cayó una inspección así que decidieron ponerme en blanco. Mensajes avisando la buena noticia. Invitación a festejar con fernet. Juntada con cena en lo de Lu Favre con fernet y comida. Concluyó 4.00 am.
Sábado: Me levanto 11.30hs para llegar a comer y/o desayunar. Salida de campo a la estación ferroviaria que comienza a las 14.00hs y no se sabe cuándo termina. Finalmente estoy de vuelta en casa cerca de las 20.00hs, justo para cambiarme e ir a tango, clase a la cual, tampoco se presenta nadie. Salida de festejo a la noche al club. Concluyó 7.30a.m. del domingo cuando pude apoyar mi cabeza en la almohada.
Domingo: Levantada 10.00hs para volver a Punta Alta. Siesta hasta las 6 de la tarde...

sábado, 29 de mayo de 2010

Frustración

Mamá, qué es frustración?
Frustración es cuando lavás
la ropa y no te sale la mancha.

Frustración es cuando tenés un sábado a la noche sin salir y te calzaste las botas de noche.
Frustración es tener un antojo y no tener plata para darte el gusto.
Frustración es dormir doce horas seguidas y después, acostarte a dormir la siesta.
Frustración es no hacer nada y aún así estar cansada.
Frustración es querer dejar tu trabajo y no poder porque no tenés otra cosa de la cual vivir.
Frustración es no llegar nunca a fin de mes.
Frustración es tener que pasar de largo las vidrieras.
Frustración es cruzar toda la ciudad en bicicleta porque tenés que estar en dos lugares al mismo tiempo y que al final no sea reconocido el esfuerzo.
Frustración es dejar que todo lo que no lograste cobre más significancia que lo que ya tenés.
Frustración es tener que esperar a mañana, siempre a mañana y nunca hoy.
Frustración es que te molesten tus amigos, pero cuando estás sola, extrañarlos.
Frustración es no sentirte querida, estimada, linda, interesante o tenida en cuenta.
Frustración es que siempre te faltan 5 para el peso.
Es llegar a la parada 5 minutos después que pasó el micro.
Abrir una botella de vino para no soportar la realidad tal cual es.
Verte al espejo y verte así, tan ojerosa, flaca, tan vos.
Frustración es la tragedia de darse cuenta derrepente de que todos nuestros intentos no nos llevan a ninguna parte.

jueves, 20 de mayo de 2010

Dame bolaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!

¿Cómo hacés cuando te das cuenta que el chico que te gusta te mira mucho? ¿Cómo hacés cuando te das cuenta que el chico que te gusta te mira mucho porque estás peligrosamente apoyada sobre su bicicleta?

miércoles, 12 de mayo de 2010

Irene adentro del libro II

La victoria es relativa pero la derrota es siempre absoluta

lunes, 10 de mayo de 2010

Irene adentro del libro.

Después de tanto olvidarme que estaba acá para algo, me acordé en un sueño. El sentimiento que viene y que va, que permanece tan puro a pesar de las personas y del tiempo. Añoraba ese sentimiento, tenía nostalgia. Y como mirando un álbum viejo, veo fotos en las que no aparezco, creo que a veces soy un espejismo. Pero eso está ahí, debajo de todo el hielo que me sirvió para enterrarlo, para volverlo piedra. Y vuelve, como un sueño, haciéndome recordar que no estoy muerta, que existo, que puedo respirar y sentir por debajo de todas las capas de papel que me recubren.

sábado, 8 de mayo de 2010

Es la roña

La roña emocional nunca es más evidente cuando te encontrás frente a una persona que nunca pensaste que podría tener novio/a y sin embargo consigue uno/a. La roña emocional nunca es todavía más aturdente cuando esa misma persona se pelea y al poco tiempo... está saliendo con alguien más. Te preguntás qué estás haciendo mal o no haciendo, qué tan desastrosa o perturbada sos, en fin, te preguntás finalmente

por qué ella/él y yo no

Aceptémoslo, nadie es tan buena persona que nunca en su vida lo haya pensado nunca.
Lejos de que estas peripecias de la vida mellen en mi ánimo ya, debidamente apaleado por las circunstancias, prácticamente he decidido reírme de mi propio patetismo, ya que puede resultar muy gracioso, y también, tomar medidas al respecto. Por lo que si el amable lector está atravesando un momento similar, tenga a bien tomar estas observaciones poco menos que como consejos, sino más bien puntos objetivos de vista para vivir solo y soltero sin que la abstinencia a uno le pese.

1. ¿Qué se hace en época de sequía? M'hijita, a cerrar las persianas y esperar a mejores tiempos. Junto con el invierno y el frío he decidido no salir. Ahorro plata, cuido mi hígado y evito enfermedades por la salida destemplada del boliche (digamos que la nueva ley tampoco ayuda demasiado). Arreglarse sólo lo justo y necesario, no intentar provocar miradas ajenas. Ante tan poco interés del sexo opuesto, un esfuerzo excesivo por llamar la atención sería considerado como desesperación (que, a estas alturas ya se trasluce hasta en las situaciones más cotidianas, por lo que hay que intentar disimular). Volver a la naturalidad y a la hosquedad si es necesario; los hombres y mujeres tienden a confundir la mala educación con el misterio. Desaparecer por un tiempo del mapa tampoco está mal... eso hace que a uno lo extrañen o al menos se pregunten de por qué uno no está molestando tanto como usualmente lo hacía.

2. No hacerse amigos de la esperanza y, mucho menos, aceptar sus consejos. Ésto siempre acarrea que nosotros nos formemos una imagen mejor -y, por lo tanto falsa- de como creemos que nos va a ir en algún evento, fiesta, casamiento, cumpleaños, etc. Siempre intentar ver el lado pesimista de las cosas ayuda a que si pasan cosas buenas, nos sorprendamos y, si no pasa nada, al menos no nos hagamos ilusiones.

3. ¿Qué hacer con todo el tiempo que antes gastábamos en agradar al sexo opuesto? Ocuparlo. Lo mejor es empezar actividades que nos mantengan lo más alejados de cualquier deseo o sentimiento sexual como el leer filosofía, hacer macramé o empezar un curso de jardinería. Personalmente, estoy tan contenta leyendo a Nietzche, Freud y Lacan todo el tiempo, que la mayor parte del día me entretengo sin pensar en cómo puedo hacer para tener sexo.

4.No dejar de ser selectivos. De ninguna forma y bajo ningún punto de vista uno tiene que agarrar lo primero que se le cruce. Ya me pasó y me fue muy mal. Sé que es duro, sé que a lo último uno termina viendo atractivos hasta a los pajaritos del árbol del vecino pero hay que sobreponerse. NO miremos con otros ojos a los que antes nos parecían horribles, NO miremos con ternura a nuestros amigos del sexo opuesto y, sobre todo, NO optemos por la zoofilia que tampoco será gratificante. Puede parecer difícil ahora, pero nos ahorrará muchísimos dolores de cabeza mañana.

5. Si todo lo anterior falla -y puede fallar- lo mejor que se puede hacer es comprarse una buena barra de chocolate, mirarse un animé de principio a fin y hacerse un baño de crema. Tampoco descarto el salir a comprarse ropa o ir al cine.

Mientras la roña siga, va a haber que lidiar con ella. Este es mi plan de momento, por suerte no me va tan mal y, de paso estoy consiguiendo ahorrar algo de la plata que antes me gastaba en salir y en alcohol. Cuando ya es una cuestión de VARIOS meses la resignación puede ser una gran aliada y muy efectiva contra las ganas de darnos la cabeza contra la pared y volvernos a preguntar

POR QUÉ ELLA Y YO NO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

miércoles, 5 de mayo de 2010

irene se dobla del dolor se tira se retuerce está en el piso irene se hincha escupe los ojos se le abren más grande que las órbitas y tiembla se para al lado del camino y toma distancia ve las nubes del horizonte y la oscuridad de la noche con las luces del alba que se mezclan irene se estremece tirita y se separa no espera que nadie venga y sin embargo no se mueve irene partió y ya está quieta y no para de preguntarse por qué antes por qué mañana y hasta dónde

domingo, 25 de abril de 2010

Mi yo-mundo

Es la primera vez que no amo a nadie
más que a mí misma,
que mi muro gira alrededor mío; egocéntrica.
Que me respeto antes a mí
que a los demás
y que me siento orgullosa
de lo que soy.
Yo soy suficiente para mí
y ya no busco mi justificación
en nadie.
Quien me quiera, deberá
aceptarme, así como soy
y desde mi lugar único e irrepetible.
Y no es egolatría
y lejos estoy de cualquier perfección...
es sólo que es la primera vez
que me miro al espejo y digo
es lo que hay
y lo que hay
me es enteramente suficiente
y satisfactorio.

lunes, 19 de abril de 2010

Where the heart is...

A un año de haber emprendido este camino, miro atrás y me sorprende todo lo que tuve que pasar (y todo lo que todavía estoy sufriendo) para que esto haya sido posible. Desde la falta de gas hasta la falta de trabajo, pasando por dos compañeras, un robo y unos cuantos etcéteras creo que si aún sigo de pie es porque algo estuve haciendo bien.
Todavía falta mucho para una estabilidad permanente pero mientras tanto, si se tiene la certeza de que llegará, quizás hasta exista la posibilidad de disfrutar del camino por más baches que tenga.






Pd: A un año de haberme mudado y a dos años de la creación de este blog... creo que abril ha sido un mes de cambios últimamente.

miércoles, 14 de abril de 2010

Bahía bici non apta (anexo)

Y una cosa más por la que esta ciudad del orto odia al ciclista... los robos y el mercado negro de la bicicleta. ¿Por qué no le robarán a la gente de Palihue yo me pregunto?

Entrada dedicada a Vale y a su fatídico martes 13.

viernes, 9 de abril de 2010

Mensaje entre líneas

No lo que se dice,
sino lo que se implica
lo que se sugiere
lo que se da a entender
lo que está implícito
lo que se piensa
lo que se sobreentiende
lo que se alude
lo que se menciona indirectamente
lo que está entre líneas.
No lo que se dice,
sino lo que NO se dice.

jueves, 1 de abril de 2010

Bahía, bici non apta...

Es así, la vida del obrero es así.
Aún peor, la vida del estudiante que trabaja y debe estar en dos lugares al mismo tiempo. Haciendo gala de mi omnipresencia recién estrenada en el mes de marzo, introdúzcoles el vehículo que me permite tal proeza; mi bicicleta (o biciteta, como a veces la denomino cariñosamente).
El año pasado la importé desde la ciudad de Punta Alta para poder trasladarme a mi trabajo en la inmobiliaria... que no duró mucho. Inmediatamente oí comentarios como "Sos una suicida" "Adiós, adiós, me gustó mucho ser tu amigo", etc. Perfecto, lo admití y tomé consciencia que andar por las calles de Bahía Blanca en bicicleta (y más para una puntaltense) sería un riesgo. Pero verdaderamente no supe bien en lo que me metía hasta después de hacer el viajecito inaugural.
El primer día que entré a pedalear, cuando doblé en una esquina, un auto se me cerró contra el cordón y si yo no frenaba, me la ponía... mal. Tal fue el cagaso que recién me di cuenta una cuadra después de qué es lo que había sucedido y lo puteé... claro, al pedo, totalmente, y bajo el riesgo de que me tragara algo de frente ya que me dí vuelta en mi asiento para enfatizar el insulto.
Más allá del tránsito caótico, sobre el cual volveré más adelante, quiero analizar el problema de la ciudad en sí en relación a este medio de transporte. Primero y antes que nada, Bahía Blanca es intrínsecamente hostil a los ciclistas por su clima altamente ventoso. Si lo combinamos con una ida al Palihue o al Patagonia... bueno, creo que es necesario aclarar para los que no conocen la topografía de la zona: esos barrios están aislados del resto de nosotros, pobres mortales trabajadores, estudiantes y mendigos, por una pronunciada loma. Y como venía diciendo; viento en contra + subida= hígado afuera. El puto viento es tan fuerte y tan cotidiano que se constituye en el enemigo número uno de los peinados, los árboles enclenques y los ciclistas. En adición a eso, consideremos que las torres donde vivo se caracterizan por pronunciar este efecto climático. Nada agradable por cierto, fuera de la bicicleta, ya que en mi depto todo está a medio sostener y la ventolina nos deja pensando seriamente si algún día no terminaremos con una mano adelante y la otra atrás mientras el pobre que pasaba por abajo, yace muerto debajo de una pila de vidrios cortados y marcos rotos.
Y hablando del hermoso sector que me tocó en suerte para tener una vivienda, adjunto además, que de las tres torres, la del medio, o sea, la mía, es la única que NO TIENE RAMPA, que el ascensor por el cual tenemos que subir o bajar el armatoste (últimamente vengo fantaseando con la idea de una bicicleta plegable) anda como el reverendo ojete y te para 20, a veces 30 cm más abajo de la puerta por lo que hay que hacer un esfuerzo extra y un malabar más para meter o sacar el móvil y que, ya de por sí, estos subibajas del demonio, son lo suficientemente estrechos como para entrar apenas por lo que uno debe ir ensardinado y con el manubrio clavado en... el cuello o la cara.
La tercer razón de la inadaptabilidad de la urbe a los vehículos de dos ruedas con tracción a fuerza humana es la destrucción casi completa de todas las calles. Entre los baches y los autos uno ya no se decide a quién esquivar, para dónde mirar y cuál de las dos muertes puede ser menos dolorosa; o bien tragada por una de esas fisuras que parecieran provocadas por algún desastre natural pero que en realidad son producto de un pésimo mantenimiento comunal, o bien estrellada por el conductor al cual le chupa todo tres carajos... ya que es bahiense y eso, de por sí, entraña una profunda carencia de valores, consideración e inteligencia.
Entre este cúmulo de razones, a mí sola se me ocurre tener que estar a las 16hs en el trabajo, siendo que a ese horario salgo de cursar en la otra punta de la ciudad (y tampoco se puede confiar en el servicio de transporte público por sobradas razones que no me veo en la necesidad de andar exponiendo considerando la comprensión del lector). Es entonces que se desata una carrera contra el tiempo, los autos, los baches y... los semáforos, gran enemigo de los ciclistas. Y cada vez que paso uno en amarillo/rojo o como esté, estoy paranoica. Y si Sábato bien diría "pensé que se trataba de cieguitos", yo, en cambio, a cada infracción rezo "pensé que se trataba de zorritos" y me paranoiqueo buscando a los agentes de chaleco fosforescente que me vendrán a hacer la multa, por lo que, a esas alturas, no sé si ver al piso, a los costados o a los uniformados.
A todo esto, cuando fui a poner appunto la bici, luego de una larga temporada sin usarla, se me terminó de romper el freno izquierdo... así que ando con posibilidades disminuídas de detenerme. Y si bien es cierto que cada vez que salgo a la calle o vuelvo del trabajo a las 8 de la noche sin luces, sin casco y me reprocho constantemente "soy un peligro", ayer viernes, me vine llevando a mi compañera de trabajo en el portaequipaje. Sudé frío... muy frío, en especial al pasar la avenida Colón. Todo esto me deja pensando que tengo un ángel aparte, pero que quizás algún día lo mate del disgusto. Reconozco que el tránsito también es mí responsabilidad y por más cuidadosa que intento ser también me mando mis mocos. Esto debería ser un diálogo o un intercambio, un quid pro quo, entre ciclistas, motonetistas, autopistas, autopartes, autoandantes, autódromos, gobierno municipal y bahienses en general. Sobre mediados del año pasado, una camioneta atropeyó a una chica en bicicleta; justo yo pasaba por enfrente del lugar y ví la bici debajo de las ruedas. Puede que nunca me pase o puede que sea sólo cuestión de tiempo. Pero en esta Argentina en la que se maneja cada vez peor, debiera hacerse un esfuerzo para que esos desagradables accidentes sean sólo cuestión del destino y no de la imprudencia.

domingo, 21 de marzo de 2010

La estilogía del ebrio. 1. El factor "qué me calienta"

30 días de dieta sin alcohol y uno comienza a observar esos hábitos que tiene el ebrio habitual y que uno mismo, como ebrio o, ex ebrio temporalmente, también ha tenido pero se ha acostumbrado a verlos como algo natural... o simplemente no se acuerda de la noche alcoholizada en cuestión. Por lo tanto, salir un sábado con la boca seca, lo deja a uno pensando seriamente sobre esta cultura que gira en torno de la bebida, la salida, el sexo y la droga. Bueno, me fui al carajo con los últimos dos, quedémonos en la relación natural y casi necesaria de: festejo o salida/alcohol.
Pero primero quisiera hacer una alusión al título. Estilogía sé que no existe, pero como he dicho varias veces antes, este es mi blog y si quiero inventar palabras... que así sea. Con este neologismo estoy intentando reunir varias cosas a la vez, ya sea; modus vivendi, formas de hablar, de caminar, habitos comunes, etc. Por lo tanto, lo que se pasará a analizar en estas entradas (que pretenden ser más de una, con suerte) será toda la cosmología del borracho, tanto cuando está bajo los efectos de Baco, como cuando no. Dese un ejemplo:

A: Hay muchos limones

B:Qué copado podemos hacer...

A:Lemon Pie

B: Sí... o yo decía, capaz, lemoncello.

En cuanto a lo que figura a modo de subtítulo, El factor "qué me calienta", paso a explicar. Creo que una de las características principales del borracho es esta cualidad. Cuando uno está mareadito o "alegre", le importa verdaderamente muy poco cualquier fenómeno externo a él por lo que lo aborda desde una óptica lúdica y casi desfachatada. Así sea un velorio o la cena de navidad con los suegros. El borracho le asigna una relevancia nimia ya que está demasiado ocupado intentando mantenerse en pie y acallando las voces internas que hacen chistes de cualquier cosa que ve u oye. Por lo tanto, el ridículo no es nada, la percepción del espacio del otro es prácticamente inexistente y realmente lo que sucede alrededor y lo que en un momento de sobriedad hubiéramos hecho de la manera más seria, adquiere una ridiculez tal que nos es imposible no reirnos de eso. Sé que no tengo que hablar con extraños... bah, qué me calienta, vamos pa'delante. Sé que no tengo que cruzar por cualquier lado... uh, que me esquiven los autos loco! soy peatón, me corresponde! Sé que ese culo no lo debo tocar... pero en la muchedumbre quién se va a dar cuenta de que fui yo??
Y debe ser por esto mismo que uno sale y se da más cuenta de las cosas cuando no tomó, y ve chicos apetecibles a los que ni se le ocurre acercarse (cosa que ebria, una hubiera hecho como lo más normal). Debe ser que la etiqueta forzada que pone la sociedad sobre la frente, esa que dice "desesperada", nos hace autoconvencernos de que no somos de carne, de que no tenemos deseos y de que no nos corre sangre por las venas. A tal punto que llegamos al cúlmine de la abstinencia con tal de no ser la puta... por más que no nos caliente lo más mínimo lo que piensen los demás. Y sigo pensando por qué me resulta no sólo vergonzoso sino degradante tener que hacer un primer movimiento... que no haré nunca por mi misma naturaleza! A menos que esté ebria... y hasta por ahí nomás. Verán, el factor "qué me calienta" tiene ese doble filo también. Por un lado, realmente hacemos cosas que no haríamos porque perdemos la profundidad del espectro y algo que es complejo por todas sus implicaciones sociales se reduce a una nimiedad. Por otro lado, nos sirve de excelente excusa "Ah, no me acuerdo, estaba en pedo". Finalmente, salir con más o menos alcohol no es una diferencia cualitativa, sino que, cuando no tomamos, estamos más conscientes de las limitaciones y dominaciones sociales, incluso un sábado a la noche.

viernes, 19 de marzo de 2010

Lo que el verano se llevó... y también dejó

Y si, el verano está por irse. Pensé esta entrada para el 21 pero no tiene caso aplazarla si esta semana entré a cursar y a no tener vida así que para mí el verano se terminó hace un tiempito. Este año tocaron vacaciones caseritas pero se hizo lo que se pudo y no salió tan mal. Me faltan por supuesto algunas fotos que están en cámaras ajenas pero si algún día las consigo y tengo ganas las subo, sino... se quedarán con la intriga (ahh qué mala que soy, no?). Bueno, aquí van.

1ero de enero, Punta Ancla:
Laguna La Salada, creo que 7 de enero:


Entre enero y febrero, las idas a Punta Ancla y las vicisitudes que éstas acarrearon:





Camioneta a tracción humana, única en su clase.


El encallamiento de la morza

Monte Hermoso, un fin de semana de la 2da quincena de febrero:



Salida con Lu y Feli, entre febrero y marzo:


miércoles, 17 de marzo de 2010

Imágenes en la retina interna

¿Cómo se hace para acallar a la voz de la evocación? ¿Cómo se deja de ver un rostro especial en otros? ¿Cómo se borra una imagen tan arraigada en nosotros que el más mínimo destello de semejanza la trae a colación?
Flashes de memoria interna que van y vienen; una despedida es igual a todas las despedidas, un beso es repetible, una sensación no es novedosa. Aunque sí es reconfortante esa especie de nostalgia feliz que nos envuelve después de comprobar que debajo de todo los principios que nos rigen, las estructuras son siempre las mismas.
Una mano separándose desgarradoramente de otra.
Un beso fugaz tirado al aire
Un hasta mañana que nunca se concreta
El aroma de la primavera cada año
Un niño llamando a su madre después de un mal sueño
Y la satisfacción de que todo se repite como un anillo y, por lo tanto, lo perecedero, es eterno.

martes, 16 de marzo de 2010

Q.E.P.D. siesta...

A los 8 años de edad falleció en la ciudad de Bahía Blanca la siesta de los martes, miércoles y jueves de Irene D'Angelo. Asesinada cruelmente por las obligaciones y la cursada, deja un vacío de bostezos y ojos arenosos. Quienes la conocimos y pasamos mucho tiempo de dicha con ella, sentidamente la extrañaremos. Deja en este mundo terrenal a su dueña quien hoy la llora desde el fondo de su alma. Por todo esto y más, siempre estarás en nuestro corazón,